Los fabricantes de coches lo saben todo sobre ti

Nos espían, saben dónde vamos, cómo conducimos y cómo tratamos a nuestro coche. Con las nuevas tecnologías avanzamos a una era donde tu vehículo sabe más de ti que tu mismo.

Cada vez almacenan más y más datos, pero ¿sabías que esta información que almacenan puede ser regularmente transmitida al fabricante del vehículo?

Muchos podríamos decir que sabemos mucho sobre coches, qué cilindrada tiene, cuál es su par motor, incluso más de uno sabría citar sin equivocación dichos datos. Pero, ¿sabemos más de ellos que ellos de nosotros?

los-coches-inteligentes-exigen-unas-nuevas-normas-de-circulacion

La FIA

FIA_logo.svg

La FIA es la Federación Internacional de Clubs de Automovilismo. Es mundialmente conocida por regular las competiciones de automovilismo más importantes del mundo, pero su ámbito de aplicación incluye todos los aspectos del automóvil, las carreteras, la movilidad, el medio ambiente o seguridad vial.

Dicha organización ha analizado dos modelos de BMW (el 320d y el i3) para analizar directamente y descubrir qué datos, de entre todos los que almacenan, son los que acaban en manos de los fabricantes.

Un estudio muy interesante, ya que desveló una información tan importante como impactante sobre lo que saben de nosotros. Éstos conocían el número máximo de revoluciones alcanzadas por el motor, además de su kilometraje, el número de veces que entró en funcionamiento el control electrónico del cinturón de seguridad a causa de frenadas bruscas, o el número de veces que se ha activado el modo “Sport” o “Confort”. Todo ello orientado a conocer el estilo de conducción del propietario.

¿Hasta aquí qué piensas? Parece algo futurista, ¿no? Lo queramos o no, ya estamos en el futuro, las nuevas tecnologías avanzan más cada día y más deprisa de lo que podamos imaginar.

Nuevas tecnologías

Pues además, también les desvelamos el número de kilómetros que realizamos, las últimas direcciones introducidas en el navegador, y también (ahora puedes asustarte) toda la información de los dispositivos móviles que conectes por Bluetooth: nombres, direcciones, números de teléfono, direcciones de correo electrónico y ¡hasta fotos de tus contactos!

Pero bueno, uno dirá: “los coches que fueron analizados eran de EEUU”. Sí, es cierto, pero la FIA ha encontrado indicios de sobra para creer que BMW está almacenando datos similares en Europa.

Y toda esta información no es más que la punta del iceberg, en realidad se almacena muchísima más información de la que se ha nombrado. No hacen la más mínima concesión a la intimidad del usuario. Y el hecho de que la investigación se haya realizado sobre BMW, no quiere decir que el resto se libre. En un futuro, la FIA pretende comenzar a investigar al resto de fabricantes. ¿Creéis que sucedería algo distinto?

Las aseguradoras

Las aseguradoras también participan de este negocio que hace oro. Ya hay algunas que se benefician al ofrecer descuentos a sus clientes si conducen de una forma considerada de “bajo riesgo”.

Sistema E-Call.

¿Os suena este sistema? Es un sistema que  partir de marzo de 2018 será obligatorio para todos los vehículos de nueva producción. En caso de accidente, se comunica automáticamente con el número internacional de emergencias 112. Al mismo tiempo, envía un registro en el que informa del lugar del accidente, incluyendo el sentido del tráfico, y otros datos como el número de víctimas implicadas. La llamada también se podrá hacer de forma manual, pulsando un botón, para los casos en que se presencie un accidente, por ejemplo. Podríamos pensar que a través de la implantación de este sistema, los fabricantes también implanten otros que vean otra clase de información relacionada con nuestra conducción. Sin embargo, esta última medida, el E-Call, puede salvar muchísimas vidas.

e-call-comision-europea

Por último, y no por ello menos importante, hacemos un breve esquema sobre qué información es la que registran los dos coches probados por la  FIA.

  • Revoluciones máximas alcanzadas y su kilometraje.
  • Número de rutas de 5, 20, 100 y más de 100 km.
  • De cada módulo telefónico: nombre, dirección, número de teléfono, dirección de correo electrónico y fotos de los contactos.
  • Últimos destinos introducidos en el navegador.
  • Posición del pedal del acelerador, velocidad, gas y freno antes de que se disparara el airbag.
  • Horas de funcionamiento de la iluminación del vehículo, especificando el tipo de luces.
  • Número de posiciones distintas en el asiento del conductor (cambios de conductor).
  • Número de medios insertados en el reproductor de CD.
  • Número de tensados electrónicos del cinturón de seguridad, a causa, por ejemplo,  de una frenada brusca.
  • Los últimos 100 puntos en los que ha estado estacionado el vehículo.
  • La ubicación de los últimos 16 puntos de recarga utilizados (en el caso de un coche eléctrico).
  • Contenido de la memoria de averías.
  • Estado de carga y temperatura de las células de la batería.
  • Puntos de conexión intermodal (dónde se hizo transbordo a un medio de transporte distinto).
  • Modos de conducción (‘Eco’/’Sport’, etc.).
  • Datos de uso del ampliador de autonomía.
  • Lugar de estacionamiento.
  • Carga de la batería, limitación de corriente, predicción de duración restante de la batería.
  • Estado de puertas y ventanas (abiertas/cerradas).

 

¿Qué pensáis de esto? Parece algo de película, ¿verdad?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *