Mantenimiento en tus ruedas y neumáticos

Hoy vamos a ver un poquito de teoría. Pero no os asustéis. Siempre irá en beneficio de vuestro bolsillo y para la salud de vuestro coche.

Primero, vamos a comenzar con la nomenclatura de las ruedas. ¿Sabemos qué significan todos esos números que aparecen en los flancos?

rueda

Una cubierta con 295/80 R 22.5 – 152/146M tendría:

  • 295 Anchura nominal en milímetros.
  • 80 Perfil: relación altura/ancho: la altura del flanco, 236 milímetros, es el 80% del ancho de la cubierta, 295 milímetros). También se llama “serie”.
  • R Estructura radial.
  • 5 Diámetro interior en pulgadas.
  • 152/146 Índice de capacidad de carga. Existe una tabla de relación de índices con sus equivalentes capacidades de carga (véase tabla 2). El número más alto corresponde al montaje sencillo, y el más bajo, montaje en gemelo.
  • M Símbolo de velocidad máxima. Existe una tabla de relación de velocidad máxima representada por letras. En este caso, M es la de 130 Km/h. La letra N sería de 140 Km/h. (véase tabla 1)
  • (M+S, M&S o MS). Utilización en nieve. (M significa mud = barro; S significa snow = nieve).
  • 4808; Fecha de fabricación: semana 48, año 2008. Esta designación es válida desde el año 2000 hasta el 2099.
  • TUBELESS Neumático sin cámara; si lleva cámara no figura referencia.
  • REGROOVABLE. Que se puede regrabar.
  • REINFORCED: Que lleva los flancos reforzados. Para indicar que el flanco está reforzado, lleva practicados unos alvéolos –orificios ciegos- los cuales quedarían marcados si existieran golpes o rozaduras sobre el flanco.
  • Indicador de desgaste. Resalte colocado en el interior de las ranuras principales de la banda de rodamiento y destinados a indicar, de forma visual, el grado de desgaste de esta última.
  • Montaje simple. Es el tipo de montaje que lleva el eje delantero de un camión o de un autobús.
  • Montaje gemelo. Es el montaje que normalmente lleva el eje trasero de un camión o de un autobús y su objeto es soportar aproximadamente el doble de carga que el eje simple, aunque cada una de las ruedas soporte menos carga que si estuviera colocada en un eje simple.

rueda gemela

tabla 1

tabla 2

Las ruedas son las encargadas de transmitir la potencia del motor sobre el suelo para mover el vehículo y dirigirlo hacia uno u otro lado. Además, son capaces de absorber las pequeñas irregularidades del terreno, siempre con la ayuda del sistema de suspensión. Tendremos en cuenta que las ruedas son el único punto donde se une nuestro vehículo con el asfalto y como tal responsabilidad deberá tener un buen mantenimiento. Si no las cuidamos como se merecen, todos nuestros modernos sistemas incorporados en el vehículo no servirán de nada para evitar un accidente.

Comprobaremos su presión. Que no sea ni demasiado alta, ni demasiado baja. Siempre la indicada por el fabricante. Y ¿cómo se hace esto? La comprobaremos con frecuencia, con los neumáticos en frío.

presion ruedas

 

Si la presión fuera inferior a la normal, ¿qué sucedería?

  • Los neumáticos se deforman y calientan excesivamente, por soportar mayor frotación y, en consecuencia, se desgastan más y más deprisa por los hombros y bordes, aumentando el peligro de reventón.
  • El vehículo pierde estabilidad.
  • Disminuye la adherencia.
  • Se incremente el consumo de carburante.

Cuando la presión es superior a la normal:

  • Disminuye la zona de contacto con el pavimento y en consecuencia la adherencia.
  • Se desgastan más y más deprisa por el centro.
  • La suspensión sufre más y las irregularidades del terreno hacen que se produzcan vibraciones en el vehículo.

 

 

También es peligroso su desgaste. Deberemos ver que la profundidad del dibujo es la suficiente, teniendo en cuenta que circular con menos de 2 mm de dibujo es una temeridad y con menos de 1,6 es, además de temerario, ilegal. Un pequeño truco, coged una moneda de 1 euro y metedla de lado en uno de los cortes de la banda de rodadura, si no se ve la parte dorada de la moneda, nuestro dibujo está perfectamente, si lo vemos, es hora de cambiar nuestra rueda.

Mano_euro

Por último, comprobaremos que no haya cortes ni deformidades y que no se aprecian cristales o piedrecitas incrustadas en la banda de rodadura.  La forma que aparcamos, casi siempre de manera brusca, acudiendo a buscar el bordillo, no es la mejor forma de mantener sanos nuestros neumáticos. Tened cuidado.

Y tú, ¿tienes en cuenta la importancia de los zapatos de tu coche?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *