Qué debéis esperar de un examen práctico

Antes de comenzar a circular, el examinador os hará una serie de preguntas relacionadas con la mecánica básica del coche. Es una parte importante puesto que si no sabéis realizar un buen mantenimiento de vuestro coche, podríais poneros en peligro a vosotros mismos al llevar un vehículo en mal estado, y a otros usuarios de la vía.

Os pedirán que comprobéis el estado de los neumáticos, de la dirección, los frenos… también los niveles de líquido tales como el aceite, el líquido refrigerante, líquido lavaparabrisas, el de la servodirección y el de los frenos.

También deberéis saber el funcionamiento de las luces (así que no hay excusas si tenéis el examen en un día de sol), y también conocer donde se encuentra la señal acústica del vehículo.

Algunas preguntas frecuentes, una vez abierto el capó del coche:

¿Dónde se encuentra el vaso de expansión o botella de líquido refrigerante o anticongelante?

¿Cómo se rellena el aceite y cómo se mide el nivel de éste?

Preguntas sobre localización, por ejemplo: ¿Dónde está la batería? O ¿Dónde va el líquido de frenos? (las preguntas sobre localización siempre serán de partes a la vista).

No temáis, estas preguntas ya habrán tenido su respuesta por parte de vuestro profesor cuando realicéis las prácticas.

partes_motor

¿Qué sucederá una vez el examinador se haya dado por satisfecho en este apartado del examen? Pasaremos al siguiente paso.

Nos subimos al coche. El examinador comprobará que el alumno tiene soltura en este paso. Tendréis que demostrar que sabéis colocaros bien el asiento, los espejos retrovisores (¡y el orden correcto! No vale primero colocar los espejos y luego el asiento). Y también que os pongáis el cinturón de seguridad (MUY importante). La siguiente lista os dará una idea de lo que debéis colocar:

1. Altura del asiento

670px-Adjust-Seating-to-the-Proper-Position-While-Driving-Step-4

2. Longitud del asiento (valorarán que piséis el embrague un par de veces hasta estar seguros de que estáis correctamente)

3. Regulación del volante

4. Regulación del respaldo

5. Regulación del reposacabezas

descarga

6. Regulación de los espejos (laterales y central)

_auto_b3922222

7. Colocación del cinturón de seguridad

30

Una vez se haya comprobado que todo esto esté correctamente, el examinador dirá de comenzar. El primer paso será la conducción autónoma. Se entiende por conducción autónoma aquella que realizáis de forma independiente, la que se desarrolla de una forma natural, sin instrucciones ni indicaciones, ni del examinador ni del profesor. Es una prueba que tendrá una duración aproximada de unos 10 minutos.

¿Qué se pretende conseguir durante esta fase?

  • Que el alumno se tranquilice y alcance una mayor seguridad.
  • Que el alumno demuestre que sabe tomar decisiones que le permitan desplazarse de un lugar a otro (en ocasiones en un lugar desconocido).
  • Hacer ver al aspirante que la conducción es una actividad multi-tarea.
  • Proporcionar al examinador una visión más completa y espontánea, que le permita una evaluación más real y auténtica, además de apreciar los conocimientos y habilidades del aspirante.

Después de la fase de conducción autónoma, se encuentra la fase de conducción dirigida. El examinador os irá dando instrucciones.

Finalmente se requerirá una prueba de destreza (estacionar).

En total, la duración del examen se estima en al menos unos 25 minutos. En este tiempo no se incluye la recepción del aspirante, la acomodación de éste en el vehículo, las comprobaciones previas y la comunicación de los resultados de la prueba.

Finalmente, deberéis tener en cuenta que el alumno es declarado NO APTO con:

 

1 eliminatoria 2 deficientes
1 deficiente y 5 leves  10 leves

 

 

leves deficientes eliminatorias

Son fallos que no suponen obstáculo ni peligro

Suelen suponer obstáculo

Suelen suponer  peligro

INTERRUPCIÓN DE LA PRUEBA

Falta eliminatoria: es todo comportamiento o incumplimiento de las normas que suponga un peligro para la integridad o seguridad propia o de los demás usuarios de la vía. Así como, en general, el incumplimiento de las señales reguladoras de la circulación que estén tipificadas como infracción grave o muy grave conforme a lo dispuesto en el artículo articulado de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial.

Falta deficiente: es todo comportamiento o incumplimiento de las normas que obstaculice, impidiendo o dificultando notablemente la circulación de otros usuarios, la que afecte ostensiblemente a las distancias de seguridad, así como el incumplimiento de señales reguladoras de la circulación que no constituya falta eliminatoria.

Falta leve: es todo comportamiento o incumplimiento de los mandos del vehículo, sin perjuicio de que este hecho pueda ser valorado como falta de mayor gravedad, en función de las circunstancias concurrentes en cada caso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *